Videos Porno Largos

Videos Porno Largos

Follandose a una tia de grandes tetas


Un día común de viaje no encontré vuelo de regreso a la provincia, por lo que tuve que quedarme hasta el otro día en la CD de México, vagando en los pasillos del Aeropuerto, me encontré a una vieja amiga: Yobana, nos dio mucho gusto ver un rostro conocido entre tanta gente, me abrazo muy fuerte y nos pusimos a platicar, y ella al igual que yo estaba varada hasta el otro día, pero ella todavía no tenia hotel por lo que la invite a cenar ya que mi agencia ya me había reservado mi habitación, por lo que accedió con mucho gusto ya que no le gustaba estar sola en esta Ciudad.

Descendimos del Taxi que nos llevo al Hotel, me registre y le dijeron que no había habitaciones, pero que la mía era doble y si yo no tenía inconveniente la podía compartir. Al oír eso algo en mi estomago brinco como presintiendo lo que vendría, ella tímidamente se acerco y me dijo: “eres un caballero, conozco a tu esposa y confió en ti, ¿podrías acceder a compartir la habitación?”, lo que solo asenté, subimos hasta el piso numero 5, nos instalamos yo estaba muy nervioso, porque Yobana es una mujer hermosa, de 25 años delgada, con un gran trasero, aunque sus senos son pequeños, y desde la universidad me gustaba, pero nunca se dio la oportunidad hasta ese día.

La invite a cenar, le sugerí bajar al restaurante, pero ella, me dijo que estaba muy cansada y que quería descansar, preferiría pedir, elegimos nuestra cena y pedí una botella de vino, ella accedió advirtiéndome que ella no tomaba, me dijo: “me voy a bañar no te importa ¿verdad?”, lo que conteste que no, prendí la TV y me puse la piyama, mientras ella se metió con su neceser y alguna ropa al baño, para la cual ya no le quitaba la vista, pero disimulaba.

Salió con una piyama de dos piezas, muy fresca muy juvenil compuesto por un short diminuto que dejaba ver todo su excelente trasero y una camisita que dejaba ver su cintura y su ombligo, que para mí los ombligos de las mujeres esbeltas son mi fetiche, así cenamos comentando trivialidades, ya casi terminan terminándonos la botella, Yobana se trato de poner de pie, y note que no estaba bien, porque casi se cae, lo cual le comente y me dijo, no estoy bien, solo voy a echarme agua a la cara, fue a baño, regreso como si nada, pero con dificultad. Mi miembro se puso tieso de golpe solo de ver tanta carne desnuda y apretada frente de mi. Ni el mejor de los vídeos de sexo largos que me pudiera encontrar por la red podría haberme excitado tanto como en ese momento lo estaba

Me acerqué y le volví a preguntar si estaba bien, me dijo que sí; al tiempo que me dijo: “¿te puedo hacer una pregunta? Lo cual accedí, “¿Estás enamorado de tu esposa?”, le asenté, en ese momento me toma de la cara con las dos manos diciéndome: “Contesta pero mírame a los ojos”, se acerco demasiado que no me resistí y la empecé a besar, lo cual ella respondió, se separo medio furiosa y me dijo: “no me contestaste”, la mire y le dije que me gustaba mucho que desde la universidad había estado enamorado de ella, me miro tiernamente y me abrazo y después me beso, diciéndome yo también… con voz temblorosa…

Entonces la seguí besando, y mis manos empezaron a recorrer su espalda hasta sus nalgas y mientras ella, se pegaba a mi cuerpo, hasta que me susurro al oído: “quítate la ropa y quítame a mi también”, rápidamente me quite la camisa y el pantalón de piyama quedándome en bóxer, y lentamente le quite su blusa, mientras ella levantaba tiernamente los brazos mostrándome sus pequeños pero firmes senos, sin dejarnos de besar, baje su short, ella con una graciosa agilidad se quito su tanga y junto con su short los pateo por la habitación.

Yobana, menciono que no me había quitado el bóxer, diciéndome: “quieres que te los quite verdad”, y empezó a quitármelos dejando mi miembro erecto al descubierto, por lo que empezó a besarlo y masajearlo como cuando se come una paleta de hielo, lo lamia y lo metía y sacaba de su boca con gran delicadeza.

Después me tiro sobre la cama, se subió sobre de mí y hincada con las piernas abiertas tomo con su mano mi pene y lo puso cerca de su sexo ya húmedo y perfectamente depilado se dejo caer sobre de él, introduciéndolo en su vulva caliente y jugosa, a la vez que exclama un ligero gemido de dolor y placer, ya dentro de ella, se inclino sobre mi dando sus pechos a chupar y a besar, aun mas excitada empezó a cabalgarme haciendo sentir sus nalgas contra mis piernas llevando al paraíso en ese momento. Tenía toda su polla dentro de ella mientras agarraba sus carnosos muslos y sus prietas nalgas en una escena porno que ni el mejor de los vídeos de sexo largos podía superar en aquel momento

Luego de un rato en esa posición, la recosté y ella coloco sus piernas en mis hombros invitando a seguir dentro de ella, así entre gritos y gemidos me decía: “soy tuya, solo tuya, hazmee.. tuuuyaaaaa”, llegando a un orgasmo que me agradeció con un fuerte beso. Después se volteo insinuándome la postura de perrito, lo inmediatamente la penetre en esa posición que la verdad, era la que más quería, ya que así podía ver y acariciar su perfecto culo, después de unos segundos, y en el fuerte mete y saca sin querer se la metí por el ano, y ella me dijo: “no, por ahí no mi amor, que ahí es todavía virgen”. Eso me prendió mas ya que no me imaginaba como ese perfecto ano, se había conservado virgen. Pero le conteste: “no crees que soy el indicado para cambiar eso”, ella me miro con su acostumbrada ternura y me dijo con esa mirada que todavía cierro los ojos y la todavía puedo ver llena de ternura: “está bien, solo te pido que no me lastime y acepto porque te amo”. Acto seguido la seguí penetrando de perrito y puse mi pene en la entrada de sus ano y de un solo golpe se la metí, a lo cual me agradeció con un gemido de placer intenso, y diciéndome: “no pensé que se sintiera tan rico, sigue, sigue por favor, acaba, acábame…” termine minutos después al igual que ella, dejando escurrir todo mi semen fuera de su ano, que se corrió por su espalda y piernas. Nos recostamos y abrazados desnudos nos dormimos, al otro día nos bañamos juntos tuvimos un sexo rápido porque nos dejaban nuestros respectivos aviones y todo el recorrido al aeropuerto nos fuimos besando y acariciando prometiéndonos repetir lo vivido esa noche otra vez…


Acompañante de tetas grandes ofrecido por serviporno.com



peliculas 1 sms



Follandose a una tia de grandes tetas
Comentarios (0) :                                                                                                 Ver más videos

Escribe aquí tu comentario:
Nombre:
E-mail: (opcional)
| Olvidar

Bookmark and Share
Follandose a una tia de grandes tetas


barra abajo

Videos Sexo Largos - Contenido para adultos, debes ser mayor de edad para visualizar esta página web. Todas las imágenes mostradas son capturas reales de actrices que conectan habitualmente. Todas las actrices son mayores de edad. La información facilitada sobre ellas puede no ser correcta.Información sobre el prestador del servicio | Contacto propietario del website

videos porno largos